Buscar

Acceder

Es imprescindible elegir una toallistas húmedas apropiadas para limpiar a tu bebé. Además, debes tener en cuenta que no es lo mismo tratar las partes íntimas de un niño y las de una niña. Por eso, a continuación te explicamos cómo extremar las precauciones, eligiendo siempre los mejores productos para el cuidado del más pequeño de la casa.

El momento de limpiar con las toallitas Nene a tu bebé

La toallitas Nene ofrecen una gran suavidad y el mejor cuidado para las partes íntimas de tu bebé. Tienes la opción de conseguirlas con aloe vera, sabiendo que contribuyen a la restauración epidérmica, evitando que su suave piel se irrite.

Para limpiar al más pequeño de la casa es imprescindible no dejarle con el pañal sucio mucho tiempo. En cada pipí o caca que haga, deberás retirar el pañal y ponerle uno nuevo. Pero antes, la correcta limpieza de la zona es esencial para evitar que puedan aflorar rojeces e irritaciones.

En el caso del niño, debes tener presente que el pipí puede ensuciarle gran parte de la piel. Una vez secada la zona, puedes utilizar una toallita Nene con aloe vera para hidratar su epidermis y dejarla libre de bacterias.

Recuerda dedicarle una especial atención al escroto y a la zona del glande, ya que suelen ser susceptibles de infecciones, sobre todo, si no se le ha practicado la circuncisión. En este caso, debes retirar cuidadosamente la piel hacia atrás y limpiar esa parte del pene con abundante agua y jabón.

Las ventajas de elegir las toallistas Chelino

Las toallistas Chelino son otra buena opción para garantizar a tu bebé la mejor limpieza. Adaptadas a su sensible piel, contienen aceites compatibles que previenen cualquier tipo de irritación. Al constituir el aloe vera uno de sus principales ingredientes logran una mejor tonificación y reconstrucción de las células de la dermis.

Si decides recurrir a una de estas toallitas para limpiar las partes íntimas de tu niña, debes prestar atención a los pasos a seguir. Ten presente que el aparato femenino es muy sensible a las bacterias. Por eso, no debes emplear la misma toallita para limpiar su culito y su vulva. En caso de utilizar la misma, comienza primero por esta última, para evitar que las bacterias del ano entren en contacto con su vagina.

El primer paso que debes dar es retirar la suciedad de su piel, nada más abrir el pañal. Tras esto, utiliza, si lo prefieres, una toallita Chelino para limpiar su vagina, higienizando con el máximo cuidado el interior de su vulva.

Recuerda no usar jabón en esta parte del cuerpo de tu pequeña. Prevendrás que se irrite. Una vez limpia esta zona, puedes pasar a la zona del ano. De ti depende la decisión de usar una toallita limpia o la misma.

A su vez, puedes emplear toallas húmedas para mantener el cuerpo de tu bebé limpio. No tienes por qué limitarlas exclusivamente a la parte íntima. Al no contener alcohol son perfectas para su cara, ya que protegen más que si usas jabón.

Como ves, las toallistas húmedas son un gran remedio para preservar la correcta higiene de tu bebé. Sin embargo, no debes optar por cualquiera, es preferible que apuestes siempre por aquellas que mantengan su piel cuidada. Como te hemos explicado, a la hora de usarlas ten en cuenta el sexo del bebé.

Send this to a friend